quema una hoja de laurel y no creerás lo que sucede en poco tiempo


Anuncios

Antes de que el ser humano recurriese a la farmacología con tanta frecuencia y facilidad, la gente optaba por utilizar remedios igualmente eficaces y más naturales para tratar sus afecciones, a la vez que fortalecían su sistema inmunitario, la resistencia al dolor y la entereza de su mente. Eso sí, utilizando la medicina para tratamientos de importancia y gravedad, tal y como debe hacerse.

 

Los griegos y los romanos utilizaban esta planta para algo más que para confeccionar las famosas coronas de laurel. Ya por aquel entonces eran conocidos sus efectos calmantes, expectorantes y relajantes que alivian la inflamación y congestión.

El laruel posee diversos principios activos y aceites esenciales en sus hojas, tales como el cineol. Este posee propiedades antibacteriales, antitusivas y anti-bronquíticas.


Anuncios

Por no hablar de sus reconocidas propiedades digestivas y hepáticas, capaces de mejorar la digestión y reducir los gases cuando se añade en las comidas.Por si eso fuera poco el linannool, otro aceite esencial presente en sus hojas, tiene grandes propiedades relajantes y, por tanto, es muy útil para aliviar el estrés y ansiedad, así como para combatir el dolor de cabeza y las migrañas provocadas por este tipo de trastornos.

 

Check Also

Maneras efectivas de combatir el estrés sin morir en el intento

Anuncios Existe aquel estrés que, al permanecer en niveles aceptables, nos impulsa a responder a …